¡¡ Ahora transporte GRATIS a la península !!
Icono

21/10/2015 | 09:53:53 AM

Camillas de masaje, ¿Madera o aluminio?


camillas de masaje

 

Las camillas de masaje son un objeto de trabajo aparentemente sencillo, pero su elección es algo realmente importante para el correcto funcionamiento del negocio. Es necesario tener en cuenta que las camillas de masaje tienen como función principal la de que los clientes se recuesten en ellas, con el propósito de que un profesional del sector les realice un tratamiento que debe ser relajante y beneficioso para la salud. Partiendo de esta premisa básica, cualquier cliente que se encuentre incómodo sobre la camilla ya no disfrutará debidamente del masaje que se le realice.

 

Sin embargo, y en el momento de llevar a cabo esta decisión, también es importante tener en cuenta si el uso de una u otra camilla será práctico para la persona que imparte el masaje. La primera pregunta que debe hacerse es si la tarea de dar masajes se dará en un espacio fijo o si, por el contrario, consistirá en acudir al domicilio particular de cada cliente. A partir de aquí, debe saberse que las alternativas son básicamente dos: camillas de madera y camillas de aluminio.

 

Los modelos fabricados en madera resultan especialmente útiles en el caso de masajes realizados en un local o espacio fijo. En estas ocasiones no importa que la camilla sea pesada o voluminosa, sino más bien que se caracterice por su estabilidad y resistencia.

 

Por el contrario, las camillas de masaje fabricadas en aluminio son ideales para quienes necesitan transportar este objeto de un lugar a otro. Su peso tiende a rondar los 10 kilos, frente a los 16 kilos que presentan las camillas de madera más ligeras, y la pérdida de estabilidad que ofrecen respecto a estas es mínima.

 

En ambos casos, las camillas de masaje también llevan al profesional a tomar decisiones acerca de otras de sus características. Este debe pensar si le interesa obtener una camilla que cuente con un respaldo abatible, por ejemplo, que permite incorporar al paciente y que mejora sustancialmente las posibilidades del objeto. Otra opción, sin embargo, es la de optar por una camilla multipostural: permiten colocar al paciente en hasta nueve posiciones distintas, y son muy útiles para quienes se dedican a dar masajes deportivos en diferentes partes del cuerpo.

 

Hoy en día, además, existen camillas conocidas como de doble acolchado, en las cuales el recubrimiento que se coloca por encima de la madera o del aluminio de la estructura puede alcanzar los doce centímetros, en vez de los cinco o seis centímetros de que constan las camillas estándar.

Pago Seguro

TRANSFERENCIA BANCARIA

TARJETA DE CRÉDITO (TPV)

Pagos

Atención al Cliente

SUPERGANGA.ES

41120 - Gelves (Sevilla)

Tel.: (+34) 600 719 181

info@superganga.es

Newsletter


©Superganga | Tienda online creada por http://www.urbecom.com